martes, 21 de junio de 2011

Médico notificó 5 meses salud de paciente muerto

El Ministerio de Salud Pública de Uruguay suspendió de todas sus actividades a un médico de la ciudad de Florida. El profesional, que trabajaba en una residencial que fue clausurada, fue acusado de notificar durante 5 meses la buena salud de un paciente que estaba muerto.
"Este médico manda a internar un paciente desde la residencial y la persona muere a los pocos días. Después, el médico sigue anotando en la historia del adulto mayor: `Paciente en buenas condiciones, su presión arterial es tal, su temperatura es tal, la entrega de tal medicación… Y el paciente ya había fallecido", relató la doctora Adriana Brescia, que dio a conocer la situación desde la Dirección Departamental de Salud.
El caso ocurrió en agosto de 2008. El paciente tenía 80 años cuando fue ingresado al hospital Raúl Amorín desde la residencial "Los cinco soles". Según Brescia, el doctor Iván Irazoqui, médico general, se desempeñaba entonces como director técnico de la institución que ya había sido clausurada temporalmente en 2006. Sin embargo, Irazoqui desmintió que ocupara ese cargo en ese momento.
"Aproximadamente una semana después el paciente murió, pero en una inspección en enero de 2009 se constató que Irazoqui seguía anotando los datos del residente que estaba fallecido", continuó Brescia.
Inmediatamente después de la inspección, las autoridades iniciaron una investigación y elevaron los antecedentes al Ministerio de Salud Pública (MSP). Cuando el expediente regresó, se inició la actuación para notificar al médico que según Brescia, hasta la fecha no se presentó.
"Se lo llamó desde Florida, se le intentó notificar. Como no se pudo, se envió todo el expediente a Montevideo nuevamente y el ministerio también intentó notificarlo.
Se le envió un telegrama colacionado y, como no contestó, este fin de semana se resolvió dar a conocer a todos los lugares donde Irazoqui se desempeña que el profesional no podrá ejercer la medicina por tres meses ni asumir la dirección técnica en ninguna residencial por 10 años", dijo Brescia a El País.
lo negó. Tras meses sin responder al MSP y a diferentes llamados, el médico habló públicamente desde Montevideo por la radio local CX33.
"Yo no era el director", dijo Irazoqui al señalar que, por eso, la denuncia no tenía asidero. En tanto, acusó a la dueña de la residencial: "Esa mujer (. . .) en una oportunidad extrajo un recetario y había falsificado mi firma. Ahora voy a hablar con un abogado porque ha habido otros casos en que me han suspendido de manera similar y después me tuvieron que restituir", afirmó, y agregó: "No es al primera vez y voy a hablar con un abogado para poner las cosas en su lugar".
El profesional dijo que se había retirado de la casa de ancianos "por varias fallas en ese centro" y denunció que el lugar sigue funcionando. "Hay testigos de que esa pensión sigue funcionando bajo otro rótulo", advirtió a modo de denuncia. Además, calificó a las medidas del MSP de "persecución" a su persona.
Varios oyentes defendieron al médico calificándolo de "excelente" y "muy querido", e incluso se anunció la posibilidad de realizar una proclama pública para defenderlo.
"NO LOS VEÍA". Según Brescia, la rutina del director técnico de una residencial consiste en revisar el estado de los pacientes dos o más veces por semana, además de atender la salud general de los adultos.
"El director es el responsable de todos los adultos mayores y él era el director en ese momento porque tenemos los expedientes. Esto no tiene nada que ver con el caso del paciente encerrado, por el cual también actuamos", aclaró Brescia (ver nota aparte).
Florida cuenta actualmente con 16 centros de salud a los cuales, según las autoridades, se les realiza un seguimiento constante.
"Y justamente por ello detectamos éste y otros casos, los investigamos, cumplimos con los tiempos y los trámites y damos a conocer los hechos", sostuvo la jerarca, quien ayer informó a El País que se estaban realizando inspecciones en la ciudad de Sarandí Grande.
"Creo que es muy importante que la gente lo sepa, porque más allá de que el médico atienda bien a sus pacientes y se desempeñe bien con ellos, tuvo una falta grave".
La jerarca dijo que el ministerio tiene "la obligatoriedad de aplicar sanciones". "Si no, después hablamos del cuidado de los adultos mayores y tenemos a un médico responsable de una residencial que no los veía bien o no los veía nada", agregó.
Sobre la posibilidad de defensa pública que llevarían adelante sus pacientes, Brescia dijo que "las manifestaciones fueron antes de conocerse cuál era la falta grave" del médico.

Fuente: Diario EL País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada