sábado, 7 de mayo de 2011

Autos podrían funcionar con orina

Un equipo de investigadores de la Universidad de Ohio descubrieron una forma de convertir la orina en hidrógeno, para que éste, a su vez, actúe como combustible en los automóviles. 

 

 

 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Ohio descubrió la forma de transformar la orina en hidrógeno, al descomponer la urea y el amoniaco, ya que éste gas funciona como combustible para los autos.

Por ahora, generar y almacenar el gas de forma eficiente es aún muy costoso, sin embargo, el proceso experimentado por lo investigadores de Ohio reduce los costos de la generación de hidrógeno al aplicar una pequeña cantidad de corriente eléctrica a la urea y el amoniaco –compuestos presentes en la orina-.

La profesora Gerardine Botte dijo, según publica BBC Mundo, que su proceso “es más barato, eficiente y es el resultado de desechos orgánicos”.

"La orina de los 22 mil estudiantes de esta Universidad, -el ser humano orina de dos a tres litros por día- podría generar energía para unas 50 a 70 casas, al ser procesada por una celda de combustible", dijo Botte.

De acuerdo con cálculos de la profesora venezolana, un vehículo equipado con una celda de hidrógeno que funcione con orina podría recorrer hasta 150 kilómetros con un galón, es decir, algo así como 40 km/l.

Geraldin abundó que para almacenar el hidrógeno y colocarlo en los autos, los investigadores del Centro de Investigación de Energía Electroquímica de la Universidad de Ohio proponen colocar orina en los autos y la celda de combustible lo transformará en hidrógeno.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada